Conociendo la Diabetes

Diabetes: vida después del diagnóstico (Segunda entrega)

15/05/2020 12:26:03 PM / por Diabetrics Healthcare

vida-despues-diagnostico2-diabetrics
 

Tras recibir el diagnóstico, es probable que las personas con diabetes mellitus (en cualquiera de sus formas: tipo 1, tipo 2 o gestacional) se enfrenten a una serie de desafíos y dificultades que, más allá de lo físico, puedan llegar a afectar su estado de ánimo o la forma como se proyectan hacia el futuro. Tanto para el paciente como para su núcleo familiar puede representar todo un reto la aparición de esta enfermedad crónica que, de no ser tratada adecuadamente, puede ocasionar múltiples complicaciones de salud con el paso del tiempo. Pero, ¿qué es lo primero que se debe hacer?, ¿cuál es el camino indicado para aceptar el diagnóstico? Aquí le contamos.

La primera recomendación es sencilla: desde el principio de la diabetes mellitus (DM) es de vital importancia tomar conciencia sobre todo lo relacionado con esta afección del sistema endocrino que se desarrolla cuando el organismo pierde la capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. Entonces, ¿qué sigue?

  • Programe una cita de seguimiento con su médico tratante. Las citas médicas frecuentes o regulares (por lo general, cada tres meses) le ayudarán a mantenerse en orden con el tratamiento de la DM.
  • Busque información y lea sobre su condición médica. En materia de diabetes, nunca estará de más la búsqueda del conocimiento; en la medida en que usted conozca mayor información sobre la enfermedad, estará más cerca de lograr el control de la misma.*
  • Lleve un diario o registro de sus hábitos. Para lograr un óptimo tratamiento de la diabetes es de gran utilidad llevar apuntes o anotaciones en detalle sobre sus rutinas de ejercicio, medicamentos (dosis), mediciones de glicemia (azúcar en la sangre) y alimentos, entre otros. La idea es que esta información sea compartida con su médico para que éste pueda hacer los ajustes que considere pertinentes dentro de su plan de diabetes.
  • Ante todo, cuídese y quiérase a sí mismo. La diabetes no solo se trata con medicamentos y con hábitos saludables ―como una alimentación balanceada y ejercicio regular―, sino también a partir del fortalecimiento emocional. Reúnase con amigos, comparta un buen tiempo con las personas que más quiere y, de ser necesario, no dude en contactar a un terapeuta profesional para que lo escuche y lo guíe en su proceso de aceptación del diagnóstico.
  • Hable con personas que también tengan diabetes mellitus. Saber que hay otros seres humanos con la misma condición suya, le permitirá poder expresar lo que siente desde la igualdad de la situación; en un espacio de conocimiento, identificación, aprendizaje y humanización frente a su nuevo diagnóstico.

 

¿Cómo aceptar el diagnóstico?

Aunque no todos los pacientes con diabetes mellitus reaccionan de igual forma ante la aparición de la enfermedad, es común que muchas de estas personas se sientan incómodas e inconformes con su nueva condición de salud. Por tal razón, es importante saber que, si bien la llegada de la diabetes trae consigo múltiples cambios en cuanto al estilo de vida se refiere, ello no representa un impedimento para continuar su día a día y disfrutar de todo lo que le sea posible.  

El proceso de adaptación a la diabetes mellitus puede tardar días, semanas, meses e, incluso, años; sin embargo, si hay algo de lo que el paciente puede tener certeza es que está en la capacidad total de aceptar la enfermedad y de incorporar cada una de las recomendaciones que vienen con ésta en pro de su salud y su bienestar integral a lo largo del tiempo. Procure, entre otras cosas:

- Darse tiempo para aceptarlo. Considere que usted está experimentando múltiples cambios y desafíos a partir de ahora, y que no está obligado a adaptarse de inmediato a su nueva condición, precisamente porque tiene derecho a darse tiempo.   

- Ser honesto consigo mismo y con los demás al expresar sus sentimientos. No retenga sus emociones en su interior, expréselas, compártalas con sus seres queridos. Así estará más cerca de entender la diabetes y la forma como la está manejando.

- Aprender a relajarse. El estrés puede llegar a afectar sus niveles de glicemia (azúcar en la sangre). Procure tomar con calma la vida y las posibles dificultades que se presenten; realizar ejercicios de relajación, meditar o practicar yoga podría serle útil para dicho propósito.

- Mantener su ánimo arriba. Es cuestión de tiempo, paciencia y comprensión llegar a aceptar el diagnóstico de diabetes. Aunque se trata de una enfermedad que genera múltiples temores, usted está en la capacidad de esclarecer sus dudas y vivir un día a la vez ―siguiendo las indicaciones de los profesionales de la salud―, sin angustiarse por el mañana.

 

La compañía, una fortaleza

En este proceso que, por un tiempo determinado, viven todas las personas con diabetes mellitus, rodearse de la familia y los amigos se constituye en toda una fortaleza, pues el entorno de vida del paciente influye de forma directa en el modo en que éste adopta la enfermedad. En éste sentido, los seres queridos deben saber que:

- La diabetes no es una fatalidad: Aunque sabemos que es un asunto delicado del cual debemos ocuparnos, ello no significa que sea imposible de manejar. Hay que pensar más en lo positivo que en lo negativo, siempre.

- Su amigo o familiar necesita tiempo: Cuando no vivimos propiamente una condición de salud, es probable que no comprendamos en su totalidad lo que ella representa para nuestro ser querido. Él requiere tiempo para procesar todas las novedades que han llegado con la diabetes; compréndalo y sea paciente, escuchándolo sin emitir juicios ni aconsejar ligeramente.  

- Hay que aprender sobre la diabetes y efectuar cambios también: El acompañamiento a una persona con diabetes mellitus no debe limitarse a escuchar lo que ésta tenga por decir sobre su afección, o ir con ella al médico. Si su ser querido es diagnosticado con esta enfermedad, es muy importante que usted se esfuerce por conocer todo lo relacionado la diabetes y su tratamiento; y que, además, apoye y acompañe a esa persona en la implementación de cambios en su estilo de vida, modificando también los suyos (uniéndose a sus rutinas de ejercicio, siguiendo una dieta igual o semejante a la de su ser querido, etcétera).  

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que, mal llevada, puede complicarle la vida a una persona a través de diversas afectaciones, algunas más severas que otras. Sin embargo, tanto el paciente como sus seres queridos deben verla, antes que como un enemigo, como una oportunidad para mejorar sus hábitos en general y encontrar, cada mañana, nuevas razones para resurgir frente a las dificultades; repitiendo, como un mantra: hoy es un buen día para ser feliz. 

 
* https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/basics/diabetes.html  
    https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/diabetes/symptoms-causes/syc-20371444 

 

Referencias

Revista de la ALAD [PDF]. Guías ALAD sobre el Diagnóstico, Control y Tratamiento de la Diabetes Mellitus Tipo 2 con Medicina Basada en Evidencia Edición 2019 [publicado en 2019; consultado el 27 de abril de 2020]. Disponible en: http://revistaalad.com/guias/5600AX191_guias_alad_2019.pdf

Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón [sitio Web]. Síntomas y causas de la diabetes [publicado en noviembre de 2016; consultado el 27 de abril de 2020]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/sintomas-causas

 

 

Tags: Conociendo la diabetes y su tratamiento

Diabetrics Healthcare

Publicado por Diabetrics Healthcare

COMENTARIOS